ESPACIO DE SEGURIDAD VIAL

SEGURIDAD PASIVA

Al igual que con los sistemas de seguridad activa, los pasivos  cuentan con elementos para la vía y los distintos tipos de vehículos. Estos elementos son aquellos que en el momento de tener un accidente actúan automáticamente reduciendo las consecuencias durante y después del incidente.

Las vías cuentan con los siguientes elementos:

  • Zonas o pistas de frenado: se encuentras en las carreteras, autopistas y autovías, suelen ser apartaderos creados especialmente para que en caso de fallos de los frenos y emergencias similares contar con un lugar adecuado para frenar el vehículo eficazmente.
  • Barreras de seguridad o contención: se presentan en de distintas formas, desformables, rígidas o semirígidas. Ayudan al vehículo a no salir de la vía en caso de que la trayectoria se desvíe por motivos humanos, del entorno o de la propia vía.
  • Taludes y terraplenes

Seguridad pasiva del vehículo:

  • Cinturón de seguridad: para que proteja adecuadamente debe ser homologado y estar abrochado y ajustado al cuerpo, pasando la banda abdominal por los huesos de la cadera y la banda torácica por el hombro y cuello. No hacer un buen uso del cinturón de seguridad conlleva, aparte de ser una infracción grave y la segunda causa de mortalidad (la primera es no cumplir los límites de velocidad) que el resto de sistemas de seguridad que funcionan complementando al cinturón no realicen una apropiada función.  Tampoco está permitido el uso de pinzas, almohadillas o cualquier otro utensilio para acomodar la cinta ya que resta eficacia al igual que conducir con chaquetas, abrigos o emplear cojines o esterillas en el asiento por que favorecen que se produzca el efecto submarino. En este post se explicaba el uso del cinturón en mujeres embarazadas.
  • Apoyacabezas: a partir de los 10 km/h la probabilidad de sufrir esguince cervical aumenta considerablemente. Para ello el correcto uso del apoyacabezas debe ser de un máximo de cuatro centímetros de distancia con la cabeza y estar a la altura de esta evitando sufrir hiperflexión e hiperextensión.
  • Airbag: este sistema de seguridad no sustituye en ningún momento al cinturón de seguridad si no que lo complementa para aumentar su eficacia. Para que el airbag funcione correctamente, el conductor debe mantener entre 10-15 centímetros del volante para evitar que cuando abra le golpee, si no se lleva puesto el cinturón se chocará de forma violenta produciendo lesiones graves a conductores y ocupantes del vehículo.
  • eCall: el vehículo realizará una llamada a los servicios de emergencia de forma rápida mandando la información necesaria para su localización en caso de accidente. Este innovador sistema se activa con los mismos sensores que los airgbag. Pincha en la imagen para leer más sobre este novedoso sistema.
  • Sistema de retención infantil (SRI): estos dispositivos deben ser elegidos en función al peso del niño/a y las características de su edad, en la siguiente tabla se explica cómo elegir el asiento correcto: 
  • Carrocería y chásis: son la primera barrera que nos protege en el momento de una colisión, alcance o cualquier otro tipo de accidente. Se encarga de absorber el golpe para proteger a los ocupantes del vehículo, para ello cuentan con dos zonas de deformación programadas y una en el centro indeformable, llamada célula de supervivencia.

VOLVER



© 2024 Garzás Campus S.L.   |   Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies · Política de Empresa